SOBRE LA MACETA
SOBRE EL DISEÑADOR
FABRICACIÓN
MONTAJES FLORALES
CUIDADO DE LA ORQUÍDEA

LUZ :
Proveer luz brillante pero nunca sol directo en sus horas de mayor intensidad. El color de las hojas muy oscuro indica poca luz, el color amarillento indica demasiada luz, el color ideal es el verde lechuga.

TEMPERATURA :
Noches de 15º mínimo y dias de 25º, agradecen una diferencia de unos 10º entre el día y la noche, sobre todo en otoño.

RIEGOS :
Dejar secar el sustrato entre riegos, esto puede significar regar  una vez cada 10 dias en invierno y hasta 2 o 3 veces por semana en verano.

AGUA :
El agua ha de ser blanda, sin cal, puede ser agua de lluvia, de osmosis inversa, o agua mineral de mineralización débil.

ABONADO :
Es conveniente usar un abono equilibrado para plantas delicadas, (sin urea), por ejemplo para violetas africanas, y usarlo a mitad de la dosis indicada en el frasco. La norma de abonado es “weekly,weakly”, o sea una vez a la semana ( algo menos en invierno ) y con abonado muy ligero.

SUSTRATO :
Cada 2 años, más o menos, el sustrato se degrada y hay que cambiarlo. Se suele utilizar, corteza de pino cortada a trocitos y hervida, arlita, coco y otros sustratos aireados, nunca tierra de macetas.

HUMEDAD :
Es conveniente que la humedad ambiente sea lo más alta posible, en verano se las puede vaporizar de vez en cuando. Se puede poner sobre un plato con agua y gravilla, de manera que la parte inferior de la maceta no toque el agua, ya que esto podría provocar podredumbre de raíces.

FLORACIÓN :
Las Phalaenopsis suelen iniciar sus varas florarles a partir de Octubre    ( para florecer en Marzo ), para ello es muy importante que aprecien la bajada de temperaturas nocturnas que se produce al exterior en estos meses, por eso, aunque se las cultive en interior durante todo el año, es conveniente sacarlas a un balcón por las noches en Septiembre y Octubre. En cuanto se aprecia el inicio de una vara en la axila de las hojas, se las puede volver a dejar dentro de casa. La floración de una Phalaenopsis puede durar hasta 3 o 4 meses, pudiendo hacer 2 o más varas nuevas al año, cuando son adultas.
Al finalizar la floración, hay que dejar reposar la planta dos o tres semanas, con menos riego y sin abonarla. Se puede cortar la vara a ras, o cortarla justo por debajo de la primera flor, dejando así un trozo de unos 15 cms, en ese trozo se pueden observar unos nudos cada 8 o 10 cms. De esos nudos puede volver a florecer, incluso al año siguiente, juntandose así a veces con varias varas de flor a la vez.

Estas recomendaciones han sido contrastadas por reconocidos expertos en Orquideas.